Bye bye…

17 julio 2010

Inconstante, ya lo dije. Pero hoy, ultimo dia, de alguna forma tengo que cerrar esto tambien.

Me llevo un lugar conmigo, algunas personas y la satisfacción de las cosas bien hechas.

Esta tarde escribi algo. Imperfecto en la forma, pero perfecto en su fondo, porque no puede ser mas sincero.  Y no pienso corregirlo. Para la gente del periodico. Para los que llevan corbata o para los que, con delantal, me han preparado mi té cada mañana.

Y me he emocionado al escribirlo…

Creo que es una buena forma de cerrar “It’s raining cats and dogs”.

Hasta otra… 🙂

I’m not sure if I will know how to choose the proper words to say what I want to say.  But it doesn’t mind. Because one of biggest things I have learnt along this months is that there are things going much more further than the simple words, than the language.

I can’t lie… these months weren’t easy at all. I felt afraid (so afraid!!!), ashamed, unconfident, I also felt so frustrated for not to be able of being myself because of the language. But those difficult moments were on my plans when I decided to come.
But what it wasn’t on my plans was the rest. Every person teaching me, listening and speaking to me so patiently, pretending so kindly to understand what I was saying :). Every person coming over to work with me even knowing that it was gonna take longer… You can’t imagine how helpful was for me each word or smile that I received from you!

You have really made me feel good this time working with you, because there are things understandable in all over the world.

So, I’m sure I will not have to say too much for you to understand my thanks. My big, big thanks.

I have grown along these months. As a proffesional and in a personal way. Thanks you all because definetly, you have been part of one of the most enriching experiences in my life.

¡Muchas gracias!

Marta

Anuncios

Inconstante yo…

9 julio 2010

Quiza fue el nombre, que no era el bueno, porque en realidad no llovio tanto. O quiza fui simplemente yo. Inconstante yo. Me olvidé pronto y facil de lo bien que me hizo sentir algunos dias este blog.

La de cosas que podría haber guardado aqui para siempre. Me las podría haber guardado todas, las grandes y las pequeñas, esas con las que reí, o con las que no tanto, con las que me entusiasme, me decepcione, con las que tanto aprendí…

Tonta de mi. Ahora que ya es tarde me entra el ansia.  Pero lo voy a intentar. No voy a dejar estos meses al azar de mi memoria.
He dejado la tarea para ultima hora. Igual no hay tiempo para hablar de caracoles ni de flores de colores. Pero si para pensar, recordar, ordenar, para sacar conclusiones.

Un abrazo para mi!!

10 abril 2010

Volviendo hacia casa. Iba yo tranquila, tranquila. Y se acerca, me sonrie y me dice con la tranquilidad de quien pide la hora:

– A hug!!
– …sorry?
– Yes! A hug for me!!

Yo no pude ni extranarme, solo pude sonreirle. Pero entendio que no se lo dar’ia y, tranquilo, siguio andando.

As’i empec’e ayer mi fin de semana. Y me encant’o. Lejos de asustarme, me encant’o.

Hoy un laaaaaaaargo sabado en el periodico. Pero me han invitado a una fiesta. No lo tenia muy claro, pero este vestido de primavera que me he puesto est’a pidiendo a gritos que vaya. El cumpleanos de mi jefe. Me tomare una copita de vino, como las inglesas elegantes.

Y domingo y lunes a Bath, y a ver algun pueblito mono.

Cuando ya habia empezado a andar, se volvi’o y me dijo: Come on… a hug!

… igual se lo tenia que haber dado… 🙂

Spring, spring, spring

7 abril 2010

Sólo estaba esperando a que fuese primavera…

Muchas cosas desde los twenty-seven…

…y ahora flores, flores y flores por todas partes. Y vecinos que sonrien cuando pasan, y gente que come en los parques, y el sol que ya calienta la cara. Y un blog que vuelve, como la primavera.

…veo por la ventana un despistado con paraguas! pero no verá las flores?

27

2 febrero 2010

Mañana no tendré veintisiete, tendré twenty seven. Y no cumpliré años, cumpliré years. Twenty seven years…

Slow down

31 enero 2010

Que voy a contar… que a mi me ganan con estas tonterías. Que para qué poner un circulo rojo con un numerito cuando puedes poner un caracolillo que te dice que no corras. Que con estas cosas me caen simpaticos, y me voy corriendo a hacerme mi tarjeta de fan del barrio, la de “I love Hammersmith”, que sí, que la tengo.

Y hoy, como es domingo, he salido a buscar más caracoles por el barrio. Y hay varios ¡y cada uno de un color!, y  mientras buscaba he encontrado un sitio increible, casi escondido,  donde venden lechugas y croissants con capuccino, y donde puedes pasarte toda la mañana leyendo el periodico al lado de una ventana. Y eso he hecho. Tranquila, tranquila… Seguro que es alli donde van los caracoles.

What?

21 enero 2010

He borrado el what? de mi cabeza. Ese es el truco. Seguridad absoluta, aunque no te enteres de nada. Asientes con la cabeza, sonríes, y ya te las apañarás después para enterarte de que te han pedido.

Y es que, la sustituta de la maquetadora del “travel”, no puede decir what?. Sí, sí, sustituta oficial, dicho por el jefe, que pocas veces dice nada.
El catarro inglés era para eso, para pegarselo a la de al lado y hacerme su sustituta.

El caso es que de repente trabajo, y viene gente que nunca he visto ni me han visto y me piden cosas. Y las hago. Y que contenta. Y que bien llegar por la mañana y saber lo que tienes que hacer. Y que te digan lovely!, thank you!, amazing!, y que alguno hasta intente decirte muchas gracias!

Y hago las cosas despacito, equivocandome mil veces, pero con muchas ganas.

Da miedo estar tan contenta un día, porque no hago mas que ir de arriba a abajo, de arriba a abajo, de arriba a abajo… Así que calma.

Pero bueno, ya veré, tengo que decidirme. Que igual después de mi primera clase de “early morning dance” dejo los periódicos y me dedico al mundo de los musicales.

Let it snow…

7 enero 2010

Aquí no se oye ese silencio de la nieve. O es este catarro inglés que no me deja oirlo. Tambien puede que un poco de mala leche.
Mañana pondré atención, porque tengo que oirlo.  A ver como suena la nieve en Londres.

Y hace frio. Tanto que creo que me he congelado hasta por dentro. Pero tengo un edredón gordo gordo. Y me pongo en una orilla y me enrollo en el hasta la otra.

Y he llamado por telefono para buscar mi medicina. Para el catarro ingles y para todo. Porque ayer tenía la farmacia cerrada.

Y como tenia  catarro, mi jefe me ha llamado. Porque hasta él sabe que el catarro ingles es un poquito peor que el otro. Y yo no le entendia demasiado.  Pero él tambien sabia que era lo que hoy necesitaba, y  me ha dicho en español ¡Toma sopa de pollo!

Y ayer tuve mi primera clase de yoga, que además de agujetas en la barriga, y un  montón de palabritas nuevas, me cargo pilas para rato. Porque me encantó. Y aprendí a inspirar y expirar en ingles.

Inhale, exhale, inhale, exhale…

¡Mañana como nueva!

A beater, please

30 diciembre 2009

Me he comprado una batidora. Para cocinar.

Y tambien para mezclar todo. Lo bueno y lo malo. Porque tanto ingrediente diferente por separado se hace dificil de digerir.
A ver si asi, al final, me sale un pure rico.

Y una vez bien mezclado, seguro que vuelvo a tener ganas de escribir.

domingo

6 diciembre 2009

Cosas de esas que sólo pueden pasarme a mi. Martadas diría Juan :). Hice esa gran compra que haces cuando llegas a un sitio, el carro hasta arriba, aceite para ti y montones de latas de coca cola para los invitados. Tenía mi plan. Salia con el carro por la puerta de atrás del super, llevaba todo a casa y lo devolvía.

Pues los ingleses, muy discretos no ponen carteles ni un chico enorme de seguridad en la puerta. Una fina linea en el suelo en la puerta bloquea las ruedas del carro hasta que un encargado viene a buscarte a ver que es lo que te pasa.

En fin, numerito sólo digno de mi. Y sin contar mucho más, me pasé la tarde del sábado yendo y viviendo del super a casa hasta que consegui traer vuestra última coca cola. Llovía a jarros.

Pero tengo dos amigos en el supermercado 🙂

Antes de esto, un paseito por Portobello Market. Es raro. Te encanta, disfrutas tu paseo, pero no tienes a nadie al lado con quien disfrutarlo. Es peor, sin duda, pero lo importante es no dejar de hacerlo. Habrá momentos en los que sea diferente.

Y gastarse los pounds sola no tiene ninguna gracia.

Y hoy he puesto macetas con flores en mi ventana. Y el chico de las flores me ha regalado otra con una sonrisa. De vez en cuando entre esas caras grises te encuentras una sonrisa.

Y he pelado patatas mirando por la ventana. Y me he preparado dos tés. Y los he tomado con galletas en mi ventana. Y al lado de la ventana he visto también una peli. Departures, japonesa, que me ha encantado.

Y mañana otra semana, que sin duda será más dura que los paseos al supermercado.

And… this is the place where i live…